Iniciar sesión

Iniciar sesión

Argimiro Joyero: Una empresa familiar bajo el paraguas de la superación.

06 Junio 2016 Comentarios (1)

14 Blog Argimiro

 

Argimiro Joyero es una joyería valenciana que nació como almacén de joyería en 1994 en un entresuelo de la calle San Vicente. Gracias al espíritu emprendedor y  las dotes comerciales de su fundador, Argimiro Aguilar, en pocos años pasó de ser almacén de joyería a joyería y acabó trasladándose a un local en propiedad en un entresuelo en la Plaza del Ayuntamiento.  Este cambio, aunque no le supuso más visibilidad como comercio, sí que fue un proyecto de mejora considerable ya que se concibió como un local más enfocado a la clientela de alto nivel.

En este emplazamiento permaneció durante más de 10 años y puede que lo siguiera haciendo de no ser por el suceso que aconteció el 17 de marzo de 2014 y que supuso un punto de inflexión para el negocio. Ese día una banda de delincuentes realizaron un butrón en la joyería y desvalijaron 4 de las 5 cajas fuertes de las que disponían, lo que supuso una pérdida del 90% del activo del negocio. En tal situación, lo que para otros podría haber supuesto el hundimiento personal y empresarial, para Argimiro se convirtió en el mayor de los retos de su vida y como tal lo afrontó. Decidió que sus sueños eran más grandes que todo lo que pudo haber perdido durante el robo y que ese era su mayor aliciente para seguir luchando y “pensar más en grande” de lo que lo había hecho nunca.

Así, decidió dar el salto y en un año realizó la gran transformación del negocio: se cambió toda la informatización de la joyería, se realizaron inventarios mensuales para saber con qué activo se contaba en cada momento, se hizo una liquidación de las joyas que quedaban, se vendió el local que hasta ese momento había ocupado la joyería y se abrió la que es actualmente la nueva joyería, situada a pie de calle en la céntrica Colón.

¿Cómo se realizó todo este proceso? Con un gran esfuerzo para conseguir las sinergias deseadas: mucho trabajo (prácticamente siete días a la semana), con una gran implicación del equipo en la puesta al día del programa informático y con una formación adicional para llevar a cabo el lanzamiento de un negocio a pie de calle cuya forma de trabajar es diferente a la de una tienda en un entresuelo.

Dos años después y gracias al esfuerzo de todos, estamos recogiendo los frutos, ya que ha aumentado exponencialmente el número de personas que nos ha conocido y aunque aún quedan objetivos por conseguir, estamos convencidos de que nos dirigimos en la dirección correcta.

 

Comentarios  

+1 # Argimiro 05-06-2017 17:42
Muchísimas gracias por la mención.
www.argimirojoyero.com
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario