• 963 922 706
  • Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Mostrando artículos por etiqueta: CEF_UV

 

Hoy, lunes 18 de octubre, la Cátedra de Empresa Familiar (CEFUV) promovida por la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), la Escuela de Empresarios (EDEM), el Instituto Valenciano para el Estudio de la Empresa Familiar (IVEFA), el Instituto de la Empresa Familiar (IEF) y la Universitat de València (UV), y que cuenta con el patrocinio de CaixaBank y Broseta, ha celebrado un nuevo desayuno–tertulia bajo el título de “La semilla de compromiso social y medioambiental en la Empresa Familiar”.

Alejandro Escribá, catedrático de la Universitat de València y director de la Cátedra de Empresa Familiar (CEFUV), ha introducido el desayuno destacando que uno de los beneficios más importantes que aportan las empresas familiares al bienestar socioeconómico de los países, es el de su arraigo al territorio y su compromiso con la sociedad que las ha visto nacer y crecer. Posteriormente, ha tenido lugar un coloquio con Mireia Server (CEO de Rolser) y Enrique Choví (Director General de Choví) en el que se podido ver la importancia de la capacidad de adaptación y anticipación para al final poder aportar valor a la sociedad en cuanto lo que respecta a la Responsabilidad Social Corporativa (RSC). Así como que la RSC ha de ser una responsabilidad de todos: trabajadores, clientes, proveedores, etc. deben estar alineados con los valores de la empresa.

Rolser es una empresa familiar, con más de 50 años de existencia, que apuesta por el desarrollo de políticas sostenibles que la hacen estar a la vanguardia en optimizar los recursos, la innovación constante, la creatividad y el diseño que son los pilares fundamentales que marcan la línea de trabajo. Mireia Server ha querido destacar que la motivación principal de Rolser con relación a su política de RSC se relaciona con el legado que dejaremos a las próximas generaciones, destacando que su ADN y orgullo de pertenencia se traslada de generación en generación. Contrastan cada iniciativa que se plantea desde su alineamiento con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y consideran clave la involucración de todo el equipo humano de la organización, a los que consideran parte de la familia, y la implicación de los clientes y proveedores para lograr una mayor efectividad de las medidas.

Hace 70 años, los hermanos Choví empezaron con un pequeño negocio familiar, que hoy en día se ha convertido en una empresa referente de su sector. Su meta es llegar a ser una empresa 100% socialmente responsable. Enrique Choví ha puesto en valor que la RSC es parte central de la estrategia de la compañía y responde al legado que dejó su fundador Vicente Choví: “primero las personas”. Por ello, en base a esta premisa, en Choví la RSC gira en torno a la integración de los empleados en procesos de innovación respetando el medio ambiente, el compromiso con la sociedad ya que colaboran con diversas ONG’s y la implementación de la economía circular con la utilización de envases más sostenibles siendo los primeros en la aplicación de tecnologías innovadoras en este aspecto, colaborando con empresas pioneras como Repsol y Berrys Superfos.

Durante el coloquio, los ponentes han abordado las motivaciones, los beneficios que reporta, los procesos y las estructuras de gestión implicadas en las acciones de RSC de las empresas.

En las conclusiones del desayuno, el director de la Cátedra, Alejandro Escribá ha destacado que la responsabilidad social y el compromiso social y medioambiental de las empresas familiares se ve facilitado por la idiosincrasia de este tipo de empresas, en las que el sentimiento de pertenencia e identidad de la empresa, la visión a largo plazo que implica a distintas generaciones, los valores y el arraigo al territorio forman parte de su esencia. La RSC tiene que ver con el modo en que se logran los beneficios, y no tanto con el modo en el que se reparten. Las empresas más implicadas lo hacen movidas por sus valores y por su compromiso con el legado que desean dejar a las próximas generaciones. Este planteamiento tiene una influencia real en su entorno, y genera también un impacto reputacional muy importante para ellas. Asimismo, incrementa el sentido de pertenencia y la futura implicación de las futuras generaciones de la familia. Entre las buenas prácticas, se ha destacado la importancia de valorar y analizar las iniciativas que se plantean, así como medir el grado de alineación con los objetivos y valores de la empresa en materia de RSC, y los resultados alcanzados. Es importante, también, diseñar una estructura formal para ordenar y gestionar las actuaciones, dedicando recursos económicos y humanos a la consecución de los fines.

 

Publicado en Noticias IVEFA
  • Cuando irrumpió la pandemia, las empresas familiares españolas contaban con liquidez suficiente para afrontar nóminas y gastos durante casi nueve meses.
  • El 92% de las Empresas Familiares españolas ha situado como prioridad que los empleados dispusieran de la información y el conocimiento que necesitaban para enfrentarse a la situación provocada por la COVID-19, frente al 65% de empresas no familiares.
  • En un contexto tan complejo e incierto, las empresas familiares españolas tuvieron dos prioridades: la salud de los profesionales y mantener el negocio funcionando, el 52% de los encuestados implantó soluciones de teletrabajo.
  • El 12% de las Empresas Familiares españolas reaccionó rápidamente adaptando su producto al entorno en remoto, a la emergencia sanitaria y a las necesidades del mercado, resultado que iguala el porcentaje a nivel global, un 13%.

 

Estas son algunas de las conclusiones derivadas del estudio sobre la agilidad, capacidad de adaptación y resiliencia de las empresas familiares frente a las consecuencias económicas y sociales provocadas por la pandemia global del COVID-19, por los equipos de investigadores en España que pertenecen al consorcio internacional STEP Project (Successful Transgenerational Entrepreneurship Practices) (https://thestepproject.org/) en colaboración con KPMG.

STEP Project es un consorcio internacional fundado en 2005, y en el que participan actualmente 22 grupos de investigación de todos los continentes. Esta red de investigación colabora con otras universidades y esto le permite analizar las características y comportamientos de las empresas familiares en más de 70 países. En España, forman parte de este proyecto la Cátedra de Empresa Familiar de la Universitat de València, la Cátedra de Empresa Familiar de la Universidad de Jaén, e investigadores del Departamento de Dirección de Empresas y Sociología de la Universidad de Extremadura, que han contado con la colaboración de la Cátedra de Empresa Familiar y Creación de Empresas de la Universidad Abat Oliba CEU en el trabajo de campo para la obtención de respuestas de las empresas familiares españolas.

El estudio analiza un total de 469 respuestas, de las cuales 415 son de empresas familiares, e identifica cuatro perfiles diferentes cuyas características están asociadas a quién ejerce el liderazgo de la compañía y la composición del accionariado: family venture, family corporation, family consorium y family Enterprise.

El informe presenta los principales resultados del estudio realizado sobre la respuesta de las empresas familiares en los meses posteriores a la declaración del estado de alarma. Dichos resultados muestran que el compromiso y la agilidad de las empresas familiares españolas son los dos elementos más importantes de su respuesta.

Las empresas familiares españolas demostraron una gran agilidad en la respuesta inmediata, implementando acciones de control y reducción de costes, pero manteniendo un fuerte compromiso con el empleo. Los costes laborales se controlaron a través de reducciones de jornada, acogimiento a programas de ayuda estatales, ajustes en la retribución de los ejecutivos y establecieron una intensa comunicación con los empleados.

El informe muestra tres alternativas de respuesta estratégica: Responsabilidad social, 3 de los 4 tipos de empresas identificados sigue esta estrategia, porque este tipo de compañías está estrechamente vinculado a las comunidades a las que pertenecen, el prestigio de la familia viene determinado por la responsabilidad y empatía con la sociedad; transformación del negocio, la gran agilidad para transformarse en un momento de incertidumbre, poder adaptarse a la situación, buscar y aprovechar oportunidades en un contexto tan complejo e incierto; y cautela, optar por esta estrategia ha mostrado una especial preocupación por la retención del talento y el bienestar los empleados.

Las consecuencias económicas y sociales provocadas por la pandemia de la COVID-19 constituyen un desafío de gran complejidad para las Empresas Familiares. A lo largo de estos meses, las empresas familiares españolas no sólo se han centrado en mantener a el negocio, sino que también en cuidar de los diferentes grupos de interés (stakeholders), reforzando la protección de estos, fomentando el teletrabajo, adoptando medidas orientadas a garantizar la tranquilidad financiera de los empleados y garantizando el servicio a la sociedad. El estrecho vínculo con el entorno ha quedado patente durante la emergencia sanitaria, la mayor parte puso mucho énfasis en orientar sus actividades y poner sus recursos al servicio de la sociedad, adaptarse a los cambios en el entorno y poder ver la situación como una oportunidad de transformación se han convertido en una fortaleza de las compañías.

 

Puedes descargar el informe pulsando aquí.

 

 

Publicado en Noticias IVEFA

CEFUV

 

Hoy, miércoles 12 de mayo, la Cátedra de Empresa Familiar (CEFUV) promovida por la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), la Escuela de Empresarios (EDEM), el Instituto Valenciano para el Estudio de la Empresa Familiar (IVEFA), el Instituto de la Empresa Familiar (IEF) y la Universitat de València (UV), y que cuenta con el patrocinio de Broseta y CaixaBank, ha celebrado un nuevo desayuno–tertulia bajo el título de “Resiliencia y capacidad de transformación de la Empresa Familiar en tiempos de COVID-19”.

Tras una breve introducción realizada por Alejandro Escribá, catedrático de la Universitat de València y director de la Cátedra de Empresa Familiar (CEFUV), en la que ha destacado que las Empresas Familiares durante la pandemia global han afrontado la situación con espíritu emprendedor, ambición de superación y con un fuerte compromiso social, ha tenido lugar un coloquio con Mª Carmen Bañuls (directora general de Ricard Camarena Group) y Darío Grimalt (consejero de Ale-hop) en el que se han ilustrado dos ejemplos de las respuestas que han dado estas dos empresas que operan en sectores altamente afectados por el COVID-19. Los ponentes han transmitido a los asistentes su experiencia con respecto al modo en que sus empresas han resistido el impacto y han sabido transformarse y reinventarse en tiempos complicados.

Ricard Camarena es un restaurante que nació en plena crisis económica de 2012 en València. El sabor, producto y buen servicio le han brindado éxitos en el mundo gastronómico. A los pocos meses de abrir el restaurante, consiguió su estrella Michelin en un tiempo récord, a la que sumó tres Soles Repsol. Mª Carmen Bañuls ha manifestado durante el evento que “nosotros, más que hablar de resiliencia, hablamos de responsabilidad. Muchas de las decisiones que tomamos fueron pensando en nuestros stakeholders”.

 

"Chicos (a sus hijos) vivid esto como algo inédito que estudiaran vuestros hijos y nietos en los libros de historia y vosotros lo podréis contar”

Mª Carmen Bañuls

 

Ale-hop es una empresa familiar con más de 20 años de experiencia, fundada por Vicente Grimalt. Su misión es ofrecer productos divertidos y originales, proporcionando al cliente una experiencia de compra sorprendente y divertida. Darío Grimalt ha destacado el compromiso de la plantilla de Ale-Hop: “En un momento tan difícil como los dos primeros meses de COVID, con todas las tiendas Ale-Hop cerradas, o abandonamos el barco o achicamos el agua. Pude comprobar como el equipo de Ale-Hop se puso a achicar el agua, haciendo un gran trabajo”

 

"Constancia, esfuerzo, ilusión y una economía saneada son los factores clave para poder seguir adelante”

Darío Grimalt

 

Durante el coloquio, los ponentes han abordado el modo en que hicieron frente a la pandemia, tanto en el momento inicial como a medida que las restricciones se alargaban en el tiempo. En los dos casos, una situación financiera saneada y la determinación de aprovechar el momento para reforzarse, renovarse y prepararse para ser todavía más competitivos en el momento de la reactivación han sido determinantes para superar una de las etapas más complejas que han tenido que vivir.

Darío Grimalt ha destacado el compromiso demostrado por sus empleados y el esfuerzo que la empresa ha hecho para llevar a cabo una revolución interna, materializada en multitud de proyectos de mejora, planes de digitalización y de renovación de los puntos de venta que reforzarán el posicionamiento de la empresa y que abrirán nuevas oportunidades de crecimiento en nuevos segmentos de mercado y áreas geográficas. Por su parte, Mª Carmen Bañuls ha destacado la flexibilidad y agilidad de Ricard Camarena Group para adaptarse a los cambios de condiciones, la responsabilidad que sentían para con todos sus empleados y proveedores, y el aprendizaje que les ha llevado a poner en marcha nuevos modos de enfocar la actividad y el servicio de restauración. Muchas de estas iniciativas se mantendrán en el futuro, más allá de la situación actual. Una estructura financiera solvente y una fuerte orientación a la autofinanciación les permitió afrontar el primer impacto y desarrollar proyectos de futuro.

Con relación al futuro próximo, tanto Grimalt como Bañuls confían en que la vieja normalidad volverá, y con ello, los turistas y se revitalizará la actividad social, pero también son conscientes de que han aparecido nuevos actores, y que el perfil de los clientes también ha cambiado y será necesario adaptarse a sus nuevas preferencias.

En las conclusiones del desayuno, el director de la Cátedra, Alejandro Escribá ha destacado que las empresas familiares se caracterizan por su fuerte compromiso con el proyecto, con los empleados, proveedores y clientes, y también con la sociedad. Su capacidad de resistencia y su determinación para mantener la actividad y el empleo, así como sus acciones de responsabilidad social en los territorios en los que operan, han sido fundamentales en el último año y son dignos del mayor de los reconocimientos por parte de la sociedad.

 

Publicado en Noticias IVEFA

CEF UV 20201118 web

 

Hoy, miércoles 18 de noviembre, la Cátedra de Empresa Familiar de la Universitat de Valéncia (CEFUV) promovida por la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), la Escuela de Empresarios (EDEM), el Instituto Valenciano para el Estudio de la Empresa Familiar (IVEFA) y el Instituto de la Empresa Familiar (IEF), y patrocinada por BANKIA y BROSETA ABOGADOS ha celebrado un nuevo coloquio empresarial bajo el título “¿Cómo evitar sucesiones tardías en la Empresa Familiar?”

Tras una breve presentación realizada por Alejandro Escribá, catedrático de la Universidad de Valencia y director de la Cátedra de Empresa Familiar (CEFUV), en el que ha destacado que la continuidad y mantenimiento del proyecto familiar dependen fundamentalmente del éxito de los procesos de sucesión, ha tenido lugar un coloquio con  Gracia Burdeos (Directora General de SPB) y Pedro López (Presidente Ejecutivo de Chocolates Valor), en el que se han ilustrado dos ejemplos de empresas que han llevado a cabo procesos de sucesión con éxito. Los ponentes han transmitido a los asistentes cómo se han trabajado en sus respectivas familias los planes de sucesión entre generaciones mediante el establecimiento de protocolos familiares, la creación de vínculos emocionales y la transferencia de valores.

Chocolates Valor es una Empresa Familiar, entre 4ª y 5ª generación, con siglo y medio de historia y referente española en el mercado de chocolates, con especial foco en el segmento Placer. Con 360 personas, 2 plantas, 36 chocolaterías y presente en 60 países, Valor mantiene el pulso por ser una Lovebrand y liderar el mercado nacional.

SPB es una Empresa Familiar con más de 40 años de experiencia y un equipo de 600 personas Son líderes en la fabricación de productos de cuidado del hogar, cuidado de la ropa y cuidado personal y cuentan con un Centro de Innovación y Desarrollo Tecnológico y 4 centros productivos. Su cifra de negocio ascendió en 2019 a 134 millones de euros. Aspiran a ser globales, innovadores, únicos y sostenibles con talento, sencillez y liderazgo.  Definen la innovación, la capacidad productiva, el amplio conocimiento de sus categorías, el foco en la sostenibilidad y la orientación al cliente y al consumidor como algunas de sus señas de identidad.

Ambos han expuesto la importancia de una preparación previa de la sucesión, con el objetivo de que los valores, la misión y visión de la compañía no se vean afectados por ello. Bajo la moderación de Alejandro Escribá, Gracia Burdeos ha puesto en valor el legado del presidente de la compañía, Miguel Burdeos, y ha explicado el caso de la empresa SPB. Ha destacado que la sucesión es un proceso natural en la vida de las empresas familiares, por lo que es fundamental que exista una cultura encaminada a dicho fin. En su familia se comparte el convencimiento de que las siguientes generaciones tienen la responsabilidad de mejorar las compañías. Por ello, Gracia ha destacado que entre sus prioridades se encuentra la profesionalización de los equipos de dirección, y el propósito de pasar de ser una empresa familiar a una familia empresarial, así como la importancia de adaptar protocolos familiares con unas bases bien asentadas.

Gracia Burdeos ha remarcado que cada empresa y cada familia son diferentes, y que no hay una solución única y válida para todas las empresas familiares. Como recomendación, destaca que “se debe intentar es que las personas que asuman el liderazgo en las empresas estén formadas, tengan legitimidad tanto en la familia como en la empresa para ocupar ese puesto y, por supuesto, tengan un vínculo emocional y compartan los valores y el propósito de la compañía

Por su parte, Pedro López ha puesto énfasis en la confianza, señalando que confías en alguien cuando consigues que esa persona sienta tu confianza. Además, también ha puesto el foco en el respeto, la pasión por el sector y la sanidad económica como claves para la salud de la Empresa Familiar. El éxito del proceso de sucesión requiere que el líder saliente deje hacer al entrante, si bien es necesario que ambos mantengan una visión común a largo plazo. En su caso personal, Pedro López considera que, desde la presidencia ejecutiva contribuye al desarrollo de la empresa, compartiendo con el nuevo equipo su experiencia y pasión por la empresa, así como su conocimiento de la industria y del mercado.

El coloquio ha permitido crear un interesante diálogo entre los ponentes y los asistentes al evento, que ha dejado entrever una necesidad de anticipación en cuanto al proceso de sucesión para evitar retrasos y bloqueos durante el mismo.

En las conclusiones del desayuno, el Director de la Cátedra, Alejandro Escribá ha destacado que las personas que ejercen el liderazgo en las empresas deben interiorizar que este proceso es crítico para la continuidad a largo plazo del proyecto empresarial y familiar, y que deben afrontarlo del mismo modo y con la misma importancia que abordan otros procesos estratégicos. El colofón de una carrera directiva y empresarial exitosa también radica en la capacidad individual para adaptar el rol que se ejerce en las diferentes etapas vitales y profesionales. Las sucesiones relativamente tempranas aportan el tiempo necesario para poder aportar valor a la nueva dirección y facilitar el desarrollo natural del proceso sucesorio. A modo de conclusión, Alejandro Escribá ha destacado que los líderes de empresas familiares evitan sucesiones tardías demuestran gran valentía y generosidad, tienen una clara visión a largo plazo del proyecto empresarial, construyen el entorno para que se genere la confianza en los sucesores, de modo que estos sientan que se confía en ellos y adquieran la legitimidad requerida para asumir el liderazgo, y desarrollan las estructuras de apoyo necesarias (ya sean apoyos externos, órganos de gobierno o estructuras familiares) para facilitar el proceso.

 

Fuente: Nota de prensa CEF_UV.

 

Publicado en Noticias IVEFA

Hoy, martes 03 de diciembre, la Cátedra de Empresa Familiar de la Universitat de València (CEF-UV), promovida por la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), la Escuela de Empresarios (EDEM), el Instituto Valenciano para el Estudio de la Empresa Familiar (IVEFA) y el Instituto de la Empresa Familiar (IEF), y cuenta actualmente con el patrocinio de BANKIA y BROSETA ABOGADOS ha celebrado un nuevo desayuno bajo el título: “Las empresas familiares ante el desafío del crecimiento” y a la que han asistido más de 100 empresarios y directivos de familias empresarias.

Durante el evento, los empresarios Myriam Gimeno y Joaquín Ballester han trasladado a los asistentes la experiencia de crecimiento de sus grupos empresariales.

Alejandro Escribá, catedrático de la Universidad de Valencia y director de la CEFUV ha introducido el desayuno destacando la importancia de que las empresas sitúen el crecimiento entre sus prioridades para que los proyectos empresariales aporten más empleo, innovación, atraigan y desarrollen más talento y generen más riqueza en la sociedad.

Los ponentes han expuesto las características actuales de sus grupos empresariales y han abordado las ventajas que el tamaño les reporta, los retos que deben afrontarse en los procesos de crecimiento, las alternativas estratégicas que pueden utilizarse para crecer y han ofrecido algunas recomendaciones sobre cómo superar las barreras que normalmente limitan el crecimiento de las empresas más pequeñas.

Joaquín Ballester, presidente del Grupo Alimentario Citrus, empresa que factura más de 308 M€, con una plantilla de 2.500 personas, y cuyo crecimiento ha cuadruplicado en los últimos 5 años, ha destacado que “la empresa deber ser fiel a su razón de ser” enfatizando la importancia de mantener el enfoque en la misión y la visión de la empresa, y enmarcar el crecimiento en el proyecto de generación de valor. En la misma línea, Myriam Gimeno, Consejera Delegada del Grupo Gimeno, con más de 150 años de trayectoria, una factura de 330M€ y una plantilla de 4.600 trabajadores, ha resaltado que el crecimiento no debe distraer la atención de los aspectos principales del negocio.

Ambos han destacado que el tamaño proporciona mejores condiciones para atraer y retener mejor el talento, ofreciendo planes de carrera y posibilidades de desarrollo profesional y, a su vez, dicho talento es crucial para acompañar el proceso de crecimiento de la empresa. Myriam Gimeno ha sugerido que, desde el punto de vista de las familias empresarias, a medida que la familia crece a través de las sucesivas generaciones, es también importante dimensionar el negocio para seguir ofreciendo valor a los accionistas. Entre los retos que supone el crecimiento, Myriam Gimeno ha sugerido que la empresa debe disponer de una buena estabilidad accionarial que garantice la cohesión y el consenso respecto del proyecto.

Joaquín Ballester ha puesto sobre la mesa las diferentes alternativas estratégicas que las empresas pueden utilizar para crecer, y ha destacado que todas ellas pueden ser interesantes en función del contexto. El crecimiento inorgánico, las alianzas, la internacionalización o la diversificación han guiado el crecimiento de estas empresas, pero no se puede perder de vista el crecimiento orgánico en todo momento, pues es el que consolida los proyectos y la consecución de las sinergias.

Gimeno ha coincidido en la consideración de las diferentes alternativas y su valoración con criterios profesionales. En esta línea, ambos han apostado por los valores de la innovación, la proactividad y la profesionalización de los órganos de gobierno y dirección como ejes del crecimiento. En este sentido Myriam Gimeno ha subrayado que “no se puede crecer sin contar con un equipo de profesionales, capaces de organizar la estructura de gobierno y confiar en ellos”.

En las conclusiones del desayuno, el Director de la Cátedra, Alejandro Escribá ha destacado que el crecimiento de una empresa no es el objetivo, no es el fin, sino el medio para desarrollar un proyecto que aporta valor a la Empresa Familiar. El éxito de estos procesos y su aportación de valor para la perdurabilidad de la empresa depende de los siguientes puntos clave:

• La empresa debe estar preparada para el crecimiento. Disponer de una estructura de gobierno estable, un equipo profesionalizado, y una situación interna favorable con un modelo de negocio sólido.

• Los valores que acompañan el crecimiento de la empresa incluyen la ambición y el enfoque en perseguir la misión del proyecto, la importancia de mantener un equipo cohesionado, la confianza en el talento y la apertura a perspectivas diversas y a la consideración de un repertorio estratégico amplio. Asimismo, son claves la orientación a la innovación y el deseo de perdurabilidad del proyecto. Apertura de perspectiva, enfoque, perseguir la misión y la visión de la empresa.

• En cuanto a las familias propietarias, el crecimiento requiere que exista una visión compartida, en la que cada miembro de la familia debe conocer cual debe su rol para contribuir al desarrollo del negocio, bien sea mediante participación directa en la gestión, en los órganos de control, o como accionista.

• Finalmente, el contexto también juega un papel relevante en los procesos de crecimiento, aunque las condiciones externas no den facilidades para el crecimiento, la empresa debe abordar este reto como una apuesta interna y su éxito depende de afrontar las circunstancias y dotarse de los medios necesarioséxito depende de afrontar las circunstancias y dotarse de los medios necesariospara lograr los resutlados. 

La Cátedra de Empresa Familiar de la Universitat de València (CEF-UV) se creóen el año 2006, promovida por la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), la Escuelade Empresarios (EDEM), el Instituto Valenciano para el Estudio de la Empresa Familiar(IVEFA) y el Instituto de la Empresa Familiar (IEF), y cuenta actualmente con elpatrocinio de BANKIA y BROSETA ABOGADOS. Sus actividades se centran en la docencia,divulgación e investigación sobre la idiosincrasia y los desafíos para la mejora de lacompetitividad de las empresas familiares.

 

Fuente: Nota Prensa CEF_UV

 

Publicado en Noticias IVEFA
Página 1 de 2
© 2021 IVEFA | Instituto Valenciano para el Estudio de la Empresa Familiar.