• 963 922 706
  • Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Mostrando artículos por etiqueta: Socios IVEFA

3 2017 Blog safta

 

¿ Cómo es posible que una compañía por la que han pasado cuatro generaciones y que ha vivido dos cierres temporales, dos desastres naturales (incendio y riada) puede haber sobrevivido tras más de cien años de actividad? Cuando me preguntan esto, yo siempre digo que la clave son tres cosas: pasión y amor por nuestro trabajo, perseverancia primar la calidad, la innovación, y poner la empresa por encima de todo, incluso de los intereses personales de cada miembro de la familia. Considero que estas serían las claves de Safta, creada en 1908 por mi bisabuelo Salvador Forment Barberá, quien en aquel momento tiene un pequeño taller de artículos de madera en Alaquás. Allí se hacían los plumiers para colegio, reglas, cuerpos geométricos, juegos geométricos de madera… en definitiva, el material escolar de la época. Durante la Guerra Civil continúa con la madera, aunque el negocio se ve resentido un poco.

La empresa, que se convierte en familiar en los años veinte con la entrada de la segunda generación (Salvador Forment Tárrega), debe trasladarse varias veces porque van creciendo y cada vez necesitan más espacio. En ese momento, se crea la primera red comercial. Sobre los años 50, con la entrada de los hijos de Salvador Forment Tárrega (Salvador, Vicente y Angela) se produce la primera revolución en Safta, pues con ellos se introducen nuevas materias primas como el plástico y posteriormente, el nylon en la fabricación de material escolar.

En 1944 muere Salvador Forment Barberà. Salvador Forment Tárrega y sus hijos se comprometen a tirar adelante con el negocio aunque tienen varios incidentes como un incendio y la riada del 57 en Valencia, la fábrica se inunda y como anécdota, Vicente y su padre se encontraban en la fábrica y ninguno de los dos la quiere abandonar, llegando a tener el agua al cuello (literalmente).

La compañía, ya denominada Safta, da los primeros signos de innovación y se ponen en práctica nuevos métodos. Subyace siempre, entre padre e hijos, la filosofía de que la empresa está por encima de todo.

Con los años 70, Safta se hace grande. Los hijos de Salvador Forment Tàrrega se repartirán el área comercial, la producción y la administración respectivamente. Las instalaciones pasan al polígono industrial de Alaquàs con una superficie de 10.000 metros y se mantienen hasta la actualidad. Es en ese momento cuando se crea una red comercial más extensa, que permite a Safta vender por toda España. Pero también es el primer momento ‘crítico’ de la empresa familiar, pues Ángela, una de las hermanas, sale del accionariado dando paso a su marido Miguel Martí. Esto no supone ningún cisma familiar, más bien al contrario: como les había inculcado el abuelo, la empresa está por encima de todo.

Con la llegada de los 90, Safta debe adaptarse a una nueva realidad: comenzar a importar por necesidades de mercado. Se traen las primeras mochilas de importación pero manteniendo también la fabricación local. Desde mediados de los años 2000, se importa la gran mayoría de los productos de Asia y aunque allí no tenemos fábrica propia, tenemos control de calidad muy estricto con nuestros proveedores.

Al trasladar la producción, se empieza a crecer, debido a que también se incorporan licencias.

Actualmente estamos la cuarta generación y somos cinco accionistas. El mercado está cambiando, y estamos inmersos en nuevas formas de trabajar, nuevos materiales, nuevos productos, invirtiendo en I+D. Pendientes de las nuevas tendencias del mercado pues los hábitos han cambiado y somos conscientes de que debemos adaptarnos a las necesidades y gustos del consumidor final.

A lo largo de nuestra historia como empresa familiar, no todo ha sido un camino de rosas: en 1960 tuvimos que suspender la actividad porque se incendió la fábrica. Y en estos años, todos nuestros antepasados han sido capaces de hacer el traspaso de padres a hijos con normalidad.

 

Artículo Expansión - Salvador Forment (Apoderado y miembro de la 4ª generación de Safta)

 

Publicado en RADIO/BLOG

2 2017 Blog EuropeaCarretillas

Este año 2017 estamos de celebración en Europea de Carretillas, y es que 25 años no se cumplen todos los días. Han sido 25 años de duro trabajo, 25 años que nos han convertido en una empresa de referencia y confianza en alquiler, venta y servicio de carretillas de manutención en la provincia de Valencia.

Sin embargo, mucho ha llovido desde que Vicente Blasco fundó en 1990 Europea de Carretillas. Con 16 años de experiencia en el sector y como único socio fundador, Blasco emprendió esta aventura empresarial al detectar la necesidad de muchas empresas españolas de incorporar un primer equipo o de aumentar su parque de carretillas.

Fue en 1987 cuando se creó el conocido como Mercado Único Europeo, un momento a partir del cual se pudo comenzar a importar maquinaria europea sin barreras arancelarias, por lo que Vicente Blasco, haciendo uso de su excelente visión comercial y de su dilatada experiencia en el sector, comenzó a importar maquinaria caracterizada por su fiabilidad y durabilidad.

Europea de Carretillas se focalizó desde sus inicios en la venta de carretillas de segunda mano para la pequeña y mediana empresa, gracias a los conocimientos de su fundador sobre sectores tan variopintos como el de la construcción, las cooperativas hortofrutícolas o el sector del mueble.

Pero no fue hasta 1992 cuando Europea de Carretillas se constituyó finalmente como sociedad, momento en el que se trasladó a una nave de 800 m2 en la localidad en la que hoy en día aún está establecida, Beniparrell.

Europea de Carretillas cuenta actualmente con 3500 m2 de instalaciones.

El saber hacer de Vicente Blasco no tardó en hacerse notar: sus conocimientos sobre las necesidades logísticas de múltiples sectores junto con su sabiduría en lo que respecta a la maquinaria industrial aportaba valor a sus clientes, que apreciaban la confianza de adquirir maquinaria de gran calidad a precios atractivos y con garantías.

En 2005, Marcos Blasco, hijo de Vicente Blasco, entró a formar parte de la dirección como director comercial. Ingeniero Industrial y gran conocedor del sector gracias a las largas temporadas trabajando junto a su padre, continuó con el legado familiar siendo hoy en día el gerente y director comercial de Europea de Carretillas.

Tras 25 años de Know How, Europea de Carretillas ha crecido y evolucionado como empresa, profesionalizando aspectos como la fidelización de los clientes a través del servicio técnico, desarrollando un parque de alquiler de más de 150 equipos y apostando por el canal online con una web orientada a la venta y alquiler de maquinaria nueva y usada.

Durante estos años no han sido pocos los hitos por los que ha pasado el negocio: Mitsubishi Forklift Trucks nombra a Europea de Carretillas en 2008 como distribuidor para la provincia de Valencia.

En 2011 se asoció con la única central de compras española del sector de las carretillas elevadoras, Ática Redex, y producto de esta asociación, en 2014 comienza a comercializar su marca blanca de carretillas, MB Forklift, una exitosa fórmula que desde su lanzamiento ha sido sinónimo de ahorro y de calidad.

Y este 2016 Europea de Carretillas le ha puesto la guinda al pastel al haber sido nombrada como distribuidor oficial de la marca de carretillas BYD Forklift para la Comunidad Valenciana y Albacete.

Hoy, Europea de Carretillas es una empresa fuerte y consolidada, una empresa que ha salido fortalecida de unos duros años de crisis económica, y sobre todo, una empresa en la que se ha construido una cultura de atención y orientación al cliente, elaborando un meticuloso proceso de entendimiento de sus necesidades para ofrecer servicios a medida a cada uno de ellos.

Es nuestro aniversario, y queremos celebrarlo con vosotros. Depositando vuestra confianza en Europea de Carretillas a lo largo de estos años nos habéis convertido en lo que somos hoy, por lo que os debemos nuestro más sincero agradecimiento. Es por ello que hemos grabado un spot conmemorando los 25 años de la empresa. Esperamos que os guste.

¡Gracias! ¡Por muchos años más!

Publicado en RADIO/BLOG

Fernando Casado a sus 45 años es un ingeniero de caminos y emprendedor por convicción personal, desde hace 10 años, tras trabajar en empresas de ingeniería de ámbito nacional, en un momento que ser emprendedor aún no era muy común en su sector, pues, los salarios aún eran muy elevados. Según recuerda “había tanta oferta que recuerdo que había compañeros que elegían sus trabajos en función del número de paradas de metro, hoy en día, muchos de ellos están en Latinoamérica o Arabia Saudí”. Desde entonces, junto a sus socios  ha lanzado un producto ultrafotoluminiscente, ecológicamente sostenible, de escaso coste mantenimiento, basado en la Fotoluminiscencia, materiales que se alimentan de luz (fotones), acumulan energía en sus electrones, y en la oscuridad, los electrones vuelven a su posición original emitiendo luz visible”, apunta.  Su producto se está aplicando en autovías de Cataluña, caminos rurales de la Comunitat Valenciana, en minas francesas, y última proyecto para paradas de autobuses urbanos.

Desde su visión emprendedora e innovadora defiende que la innovación debe ser “un efecto tractor a la hora de generar empleo con independencia del domicilio social”, y apuesta por “la la Compra Pública de Innovación” como programa estrella para la futura Agencia Valenciana de la Innovación, calificando de un “error” la política de subvenciones. También, reconoce que “hay algunas industrias que siguen anclados en el siglo XX”

-¿Qué integra el grupo su grupo empresarial?

Nuestra tecnología (patentes, secretos industriales y know how) es de desarrollo propio. Contamos en el grupo con una empresa de base tecnológica que se dedica en exclusiva a desarrollar proyectos de investigación (Tecment Tecnología y Gestión Constructiva SL). A su vez somos fabricantes de nuestros productos a través de otra sociedad del grupo (Ecolumen Applied Matec-q SL). Para la comercialización utilizamos nuestras marcas NIGHTWAY® y MATEC-Q, con sus correspondientes gamas de productos.

-¿Por qué un ingeniero de caminos se dedica a la innovación?

Ha sido un camino gradual, algo parecido a la teoría de la adaptación de las especies de Darwin. Cuando me lancé a emprender, ni siquiera era necesario hacer ningún esfuerzo comercial, era la época del boom de la construcción, me dedicaba a redactar proyectos y calcular estructuras. Se trabajaba a un ritmo frenético donde primaba la cantidad y rapidez, frente a otros valores como la innovación o sostenibilidad.

Luego llegó la época de la internacionalización de la ingeniería y construcción, los proyectos ya no estaban en Alicante o Granada, sino en Serbia, Argelia o Mongolia. Me resultó muy enriquecedor a nivel personal, trabajar en proyectos con gentes de otras culturas.

En mi última etapa, desde el año 2014, estoy volcado en exclusiva en sacar adelante los productos de nuestras marcas NIGHTWAY y MATEC-AP. Me he convertido en lo que llaman los estadounidenses en un “Innovation Driven Entrepreneur”, emprendedor orientado a la innovación.

Nos ocupamos solo de productos que estén muy cerca del mercado, ya que preferimos financiarnos mediante ventas frente a subvenciones públicas”

-¿Cuántos proyectos ha puesto en marcha?

Actualmente tenemos muchas más ideas de innovación que generarían nuevos productos, que capacidad financiera para desarrollarlos y capacidad comercial para luego vender estos productos. Yo a veces pienso que tenemos un “exceso de innovación”, lo ideal es que exista un equilibrio entre innovación y estabilidad financiera. Tenemos que esforzarnos en la priorización. Nos ocupamos solo de productos que estén muy cerca del mercado, ya que preferimos financiarnos mediante ventas frente a subvenciones públicas.

Nuestras líneas de Innovación damos prioridad a productos relacionados con el sector de la construcción, la sostenibilidad y la economía circular, la movilidad sostenible y la eficiencia energética. En 2015 fuimos acelerados por la plataforma de la Unión Europea de lucha contra el cambio climático, Climate KIC.

Nuestros productos ultrafotoluminiscentes ofrecen una mayor luminosidad y resistencia que otros productos reflectantes sin costes de mantenimiento y ambientales”

-¿Qué es night-way.com?

Hemos registrado la marca NIGHTWAY®, para nuestra gama de productos ultrafotoluminiscentes. Nuestra estrategia de buscar nichos de mercado. La diferencia frente a otros productos existentes (principalmente pinturas y recubrimientos) ofrecemos unos valores de luminancia muy superiores, en intensidad y duración. No nos interesa limitarnos a cumplir normativas sino que multiplicar por varias veces los requisitos mínimos, obteniendo así productos únicos. Para determinadas aplicaciones muy concretas, no existen productos de similares prestaciones.

Otra de nuestros valores es el compromiso con la economía circular, tanto incorporando materiales reciclados, como diseñando productos resistentes a largo plazo en ambientes agresivos  con el mayor ciclo de vida posible, todo lo contrario a la obsolescencia programada.

Debido a la formación de los socios fundadores, nos hemos orientado hacia las aplicaciones en obra pública e infraestructuras verdes. En ese sentido somos una empresa pionera, tecnológicamente no tenemos nada que envidiar a otras empresas europeas que están trabajando en este campo, ya que hemos tenido la oportunidad de viajar para conocer sus obras de primera mano.

También hemos desarrollado un pavimento natural estabilizado in-situ empleando polímeros, con grandes ventajas medioambientales y óptimas propiedades técnicas, con una menor huella de carbono frente a otros tipos de pavimentos.

-¿Cómo funciona?

Hay que distinguir la Fotoluminiscencia de la radioluminiscencia. Nuestros materiales se alimentan de luz (fotones) acumulan energía en sus electrones y en la oscuridad, los electrones vuelven a su posición original emitiendo luz visible (desde verde a azul).

-¿Dónde se está aplicando?

En su día, ejecutamos un piloto de 30 m carril bici en El Saler con la colaboración de la fundación InnDEA (Ayuntamiento de Valencia), fue muy útil el disponer de la ciudad como laboratorio urbano, nos permitió extraer nuestras conclusiones para mejorar el producto. También  en Torrent instalamos unas piezas de prueba.

En España una obra emblemática es la rehabilitación del puente de Sarajevo en Barcelona. Fuimos los suministradores y fabricantes del árido fotoluminiscente para el tablero de hormigón.

Asimismo en la Región de Murcia, tenemos algunos kilómetros de caminos ribereños balizados junto al río Segura, son zonas medioambialmente sensibles y no sería posible otro tipo de iluminación. También en Cataluña hemos colocado recientemente losetas en la variante de Valls (Tarragona)

-¿Perspectivas empresariales del proyecto?

Las posibilidades y aplicaciones de nuestros materiales son inacabables, hay campos en los que ni siquiera hemos tenido tiempo de valorar. Por ejemplo, la seguridad náutica. Fuera de España, estamos estudiando la aplicación de nuestros materiales en proyectos mineros, ya que los requisitos de resistencia física son muy exigentes.

Lo que sí echamos en falta es tener algún proyecto emblemático en la Comunidad, algo que creemos que será cuestión de tiempo.

 La innovación es un efecto tractor a la hora de generar empleo con independencia del domicilio social. En función del ámbito geográfico donde desarrollemos el proyecto, elegiremos  nuestros socios. ”

-¿Qué inversión están realizando?. ¿Podría adelantar algún dato no confidencial?

Estamos trabajando en unas paradas de autobús muy inteligentes que combinan distintas tecnologías. Se trata de un proyecto para los que necesitamos la colaboración de administraciones públicas, a través de la Compra Pública de Innovación, pues, sin ello, es prácticamente imposible encontrar socios para desarrollarlo. La innovación tiene un efecto tractor a la hora de generar empleo con independencia del domicilio social. En función del ámbito geográfico donde desarrollemos el proyecto, elegiremos  nuestros socios. Esto es algo que los políticos suelen no considerar.

-¿Cómo observa la innovación valenciana?

Basta con ver los mapas de competitividad regional de la Unión Europea. Incluso en el panorama nacional la Comunitat no ocupa el lugar que le correspondería.

-¿Y la industria valenciana?

No se puede generalizar, hay algunas industrias que siguen anclados en el siglo XX mientras hay industrias muy competitivas. En nuestro caso, colaboramos con las empresas que aporten, sin tener en cuenta criterios localistas.

-¿Por qué no arranca a pesar de todo el dinero invertido en innovación y en los institutos tecnológicos?

En mi opinión, la innovación tiene que ser fundamentalmente empresarial como ocurre en Alemania, si bien también cuenta con una red potente de institutos tecnológicos. Lo que conozco de los institutos tecnológicos, se limita a que somos clientes suyos a la hora de realizar ensayos. A nivel técnico son excelentes tanto a nivel de recursos humanos como en medios.

-¿Qué cambiaría del sistema valenciano de innovación?. ¿Cómo debería ser? . ¿Qué espera de la Agencia Valenciana de Innovación?

Yo soy de los que creen que no habrá solapes entre la AVI y el IVACE, siempre y cuando, la Compra Pública de Innovación sea su programa estrella y planteen la innovación desde el punto de vista de la oferta, es decir escuchando a las empresas como se hace en otras administraciones.

-¿Cuáles han sido los errores de la innovación valenciana?

Nos gustaría que la innovación real fuera un asunto de voluntad política. Tengo la sensación de que en otras comunidades, cuando planteas ideas innovadoras, son conscientes de su efecto tractor y te ponen una alfombra roja sin mirar de dónde es tu domicilio social (en nuestro caso todas nuestras sociedades están domiciliadas de Valencia).

Para fomentar el emprendimiento innovador es preferible que la Administración Pública “se moje” comprando productos innovadores mediante la Compra Pública de Innovación frente al modelo vigente actualmente basado en las subvenciones públicas o préstamos blandos

-¿Cuáles serían las medidas básicas para fomentar el emprendimiento y la innovación?

En mi opinión hay que distinguir entre montar un negocio y el emprendimiento innovador. Yo tengo experiencia personal en ambos, y son muy diferentes. Aunque siempre haya un periodo de maduración, en el caso del emprendimiento innovador, hay mayores riesgos financieros porque se tarda mucho más tiempo en recibir ingresos, además los gasto en ensayos, prototipos y patentes son muy importantes durante lo que suele denominarse “valle de la muerte” que puede durar varios años.  Por contra, el crecimiento puede ser explosivo una vez se supera esta etapa.

En mi opinión, para fomentar el emprendimiento innovador cualquier ayuda es poca, sin embargo, para innovar en empresas ya más o menos consolidadas, es preferible que la Administración Pública “se moje” comprando productos innovadores mediante la Compra Pública de Innovación frente al modelo vigente actualmente basado en las subvenciones públicas o préstamos blandos. Tampoco me parecen éticos los modelos de negocio basados en la percepción de subvenciones porque no incentivan la innovación real sino lo que yo llamo “innovación a golpe de power point”.

-Usted además es miembro del Instituto de la Empresa Familiar, ¿cuál es la situación de la empresa familiar?

Pertenezco a la junta directiva del Instituto Valenciano de la Empresa Familia (IVEFA), encargándome de temas relacionados con la innovación, por el deseo de que mis proyectos empresariales perduren en el tiempo, con este criterio, incluso un autónomo o startup podría considerarse una empresa familiar. Evidentemente, la sucesión intergeneracional es un asunto común en las empresas familiares.

-¿Está profesionalizada?

Cada empresa es un mundo, algunos empresarios, miembros de la asociación, tienen protocolos muy definidos. El tamaño es un factor que juega a favor de la profesionalización.

 

Fuente: MediterraneoPress

 

 

Publicado en Noticias IVEFA

14 Blog Argimiro

 

Argimiro Joyero es una joyería valenciana que nació como almacén de joyería en 1994 en un entresuelo de la calle San Vicente. Gracias al espíritu emprendedor y  las dotes comerciales de su fundador, Argimiro Aguilar, en pocos años pasó de ser almacén de joyería a joyería y acabó trasladándose a un local en propiedad en un entresuelo en la Plaza del Ayuntamiento.  Este cambio, aunque no le supuso más visibilidad como comercio, sí que fue un proyecto de mejora considerable ya que se concibió como un local más enfocado a la clientela de alto nivel.

En este emplazamiento permaneció durante más de 10 años y puede que lo siguiera haciendo de no ser por el suceso que aconteció el 17 de marzo de 2014 y que supuso un punto de inflexión para el negocio. Ese día una banda de delincuentes realizaron un butrón en la joyería y desvalijaron 4 de las 5 cajas fuertes de las que disponían, lo que supuso una pérdida del 90% del activo del negocio. En tal situación, lo que para otros podría haber supuesto el hundimiento personal y empresarial, para Argimiro se convirtió en el mayor de los retos de su vida y como tal lo afrontó. Decidió que sus sueños eran más grandes que todo lo que pudo haber perdido durante el robo y que ese era su mayor aliciente para seguir luchando y “pensar más en grande” de lo que lo había hecho nunca.

Así, decidió dar el salto y en un año realizó la gran transformación del negocio: se cambió toda la informatización de la joyería, se realizaron inventarios mensuales para saber con qué activo se contaba en cada momento, se hizo una liquidación de las joyas que quedaban, se vendió el local que hasta ese momento había ocupado la joyería y se abrió la que es actualmente la nueva joyería, situada a pie de calle en la céntrica Colón.

¿Cómo se realizó todo este proceso? Con un gran esfuerzo para conseguir las sinergias deseadas: mucho trabajo (prácticamente siete días a la semana), con una gran implicación del equipo en la puesta al día del programa informático y con una formación adicional para llevar a cabo el lanzamiento de un negocio a pie de calle cuya forma de trabajar es diferente a la de una tienda en un entresuelo.

Dos años después y gracias al esfuerzo de todos, estamos recogiendo los frutos, ya que ha aumentado exponencialmente el número de personas que nos ha conocido y aunque aún quedan objetivos por conseguir, estamos convencidos de que nos dirigimos en la dirección correcta.

 

Publicado en RADIO/BLOG
Página 7 de 7
© 2021 IVEFA | Instituto Valenciano para el Estudio de la Empresa Familiar.