Iniciar sesión

Iniciar sesión

La Empresa Familiar afronta el Brexit desde la resiliencia y la capacidad de adaptación.

04 Octubre 2019 Noticias

“La III Jornada de Empresas Familiares en el Mundo organizada por la Cátedra de Empresa Familiar de la Universitat de València analiza la situación de las empresas familiares en Reino Unido, Hungría y Austria”. 

 

Hoy, jueves 3 de octubre, ha tenido lugar la III Jornada Empresas Familiares en el Mundo III organizado por la Cátedra de Empresa Familiar de la Universitat deValència (CEFUV), promovida por la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), laEscuela de Empresarios (EDEM), el Instituto Valenciano para el Estudio de la EmpresaFamiliar (IVEFA) y el Instituto de la Empresa Familiar (IEF), y cuenta actualmente conel patrocinio de BANKIA y BROSETA ABOGADOS.


El evento ha tenido lugar en la Marina de Empresas, donde han participado tres profesores extranjeros que han presentado los casos de tres territorios: Claire Seaman (Reino Unido), Hermann Frank (Austria) y László Radácsi (Hungria).
Con el objetivo de comparar la situación competitiva de las empresas familiares en dichos países con España, la Cátedra ha contado con la presencia de empresarios familiares españoles con negocio en dichos países y directivos de empresas familiare sinternacionales que han ofrecido un debate-coloquio sobre aspectos trasladables al contexto español: Soledat Berbegal (Consejera y Directora de Reputación de Marca de ACTIU), Francisco Segura (Presidente y Consejero Delegado. Grupo Segura) y Ángela Paredes (Consejera Delegada. W&H Ibérica).


La inauguración ha corrido a cargo de Diego Lorente, Secretario General y Director de la Asociación Valenciana de Empresas (AVE) y Juan Antonio Carrasco, Director de Formación Directiva en EDEM. Diego Lorente ha subrayado la importancia de la transmisión del conocimiento y los valores y de la generación de vocaciones empresariales. Los debates han sido moderados por Alejandro Ríos (Socio de Broseta) y Fidel Mayor (Director Comercial de la división de Negocio Empresas de la Comunitat Valenciana y Murcia).

El profesor Alejandro Escribá ha ofrecido datos obtenidos por el Observatorio GECE (promovido por Bankia y el IVIE, y en colaboración con la Cátedra). Se ha podido comprobar que la competitividad de las Empresas Familiares de la Comunitat Valenciana ha mejorado en los últimos 4 años. El porcentaje de empresas familiares consideradas superiores es mayor y sigue concentrando la mayor parte de la generación de empleo y del valor añadido. 

La profesora de Queen Margaret Univesity, Claire Seaman, ha destacado que el control del 54% de las empresas familiares presentes en Escocia sigue en manos del fundador. Ha subrayado la sucesión como el principal reto de las empresas familiares y la importancia de formar a las nuevas generaciones, para mayor profesionalización y por tanto perdurabilidad de las empresas.

En el debate posterior, moderado por Alejandro Ríos, han participado Soledat Berbegal y Claire Seaman. Según Soledat, “Las empresas familiares tenemos que ser la punta de lanza de una revolución social que pase por varias claves: la sostenibilidad, que se enfoca desde la digitalización y el control del impacto medioambiental; el fomento del talento en nuestro territorio. Ser empresas comprometidas que eduquen, profesionalicen y creen riqueza local. Ser empresas internacionales y comprometernos a ser más competitivos y flexibles. Además, tenemos un compromiso emocional que aporta un valor personal”.

En cuanto al Brexit, según Claire, independientemente del desenlace del mismo, destaca la incertidumbre como el mayor problema. Soledat, por otro lado, ha planteado que estas situaciones deben enfrentarse con capacidad de adaptación y resiliencia.

El profesor Hermann Frank (Wirtschaftsuniversität Wien) ha puesto en valor que las empresas familiares son buenas a la hora de equilibrar la familia y las expectativas empresariales, ya que una separación tajante, o mezcla (sin equilibrio) de la familia y el negocio puede ser causa de conflicto.

Según el profesor László Radácsi (Budapest Business School), las empresas familiares (que representan el 58% de las Pymes en Hungría) tienen un gran impacto sobre el futuro de la economía húngara. Más de la mitad de las Pymes son empresas familiares, sin embargo, les falta la experiencia en cuanto a sucesión. Asimismo, ha resaltado la necesidad de formar a las futuras generaciones y trasladarles el conocimiento, destacando a España como ejemplo a seguir.  

Durante el debate-coloquio, Ángela Paredes ha compartido con los asistentes que la tradición y tecnología han sido el motor de la familia Malata, y que están muy comprometidos con un futuro tecnológico y social, destacando que “me siento orgullosa de formar parte de la familia W&H. 

En esta línea, Francisco Segura ha remarcado que “en un mundo globalizado y digital, la presencia internacional en la industria no es una opción, es una necesidad”.

La Cátedra de Empresa Familiar de la Universitat de València (CEF-UV) se creó en el año 2006, promovida por la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), la Escuelade Empresarios (EDEM), el Instituto Valenciano para el Estudio de la Empresa Familiar (IVEFA) y el Instituto de la Empresa Familiar (IEF), y cuenta actualmente con el patrocinio de BANKIA y BROSETA ABOGADOS. Sus actividades se centran en la docencia, divulgación e investigación sobre la idiosincrasia y los desafíos para la mejora de la competitividad de las empresas familiares.

 

Más información en www.cefuv.org.  

Vídeo resumen del acto.

 

Daniel Lacalle: “El Bréxit y la era Trump son una oportunidad para la empresa familiar valenciana”

13 Febrero 2017 Noticias

 

  • El economista, director de Inversiones de Tressis Gestión, ha alabado la buena imagen de las empresas españolas en los mercados americano e inglés.
  • “La cuestión no es si va a haber o no recesión, sino si España está preparada para que llegue y sí que lo está”.
  • “Valencia es un infierno fiscal para sus empresas y sus ciudadanos”, ha señalado.
  •  El experto habla ante los empresarios familiares de IVEFA.

 

Las perspectivas son más alarmistas que la realidad, y tanto la era Trump como el Bréxit debemos verlos como grandes oportunidades, en este caso, para la empresa familiar”, ha señalado el director de Inversiones de Tressis Gestión Daniel Lacalle. Bajo el título de ‘Oportunidades para la empresa familiar valenciana en la era Trump’, el economista ha explicado antes más de 100 empresarios familiares su visión de la economía local, nacional y global para la empresa familiar.

En este sentido, el director de Inversiones de Tressis Gestión ha destacado que “no existe ningún comentario negativo respecto a las empresas españolas por parte de la administración Trump o May que hable mal de las empresas valencianas”, ha señalado Lacalle, quien ha añadido que “Trump puede afectar poco a la Comunidad Valenciana, a menos que cometamos error de intentar competir en volumen y bajo precio”. Y es que, según el economista, la empresa española, y en particular la valenciana, ya no compite en el segmento de aporte de valor bajo sino en el segmento medio y “en un futuro debería competir en el segmento de alto valor”. Además, para el experto “Valencia tiene todos los ingredientes para crecer y generar empleo”.

Según Lacalle, “la empresa familiar tiene doble objetivo: crecer en el exterior, siendo más competitiva y hacerlo desde el valor añadido. “La empresa familiar debe estar orientada hacia la productividad, y hacia el crecimiento”, ha señalado el experto. Del mismo modo, la empresa familiar tiene el reto de entrar en un diálogo con las administraciones, para que se reforme la fiscalidad y deje de entenderse solo desde el punto de vista recaudatorio.

Sobre la fiscalidad para la empresa familiar, Lacalle ha considerado importante destacar que “Valencia es un infierno fiscal para sus ciudadanos y sus empresas y debería adaptar su régimen fiscal y armonizarlo a la baja como el de la Comunidad de Madrid, donde se recauda más, de forma más eficiente y más solidaria.

Respecto al impuesto de Sucesiones, Daniel Lacalle ha señalado que “es injusto porque grava algo que ya ha tributado en muchas ocasiones, es el impuesto a la muerte, que además es un desastre a nivel recaudatorio y es un impuesto ideológico.”

Respecto al entorno económico, Lacalle ha señalado que no ve probable una recesión este año, y que “los ciclos económicos son buenos, lo que es malo es pensar que desde la política monetaria podemos pensar que podamos crecer siempre al 3%: la cuestión no es que venga o no una recesión, sino estar preparados para ella, y la economía española está bien preparada para ello”.

En este sentido, el economista ha señalado que “una crisis como la del 2008 no se va a volver a dar, porque cada crisis es distinta a la anterior”. Para Lacalle, “el escenario actual es mejor que antes de las crisis de 2008, pues la gente es más sensata y el ahorro y la moderación es mayor, además de que los desequilibrios de la economía española no son los que teníamos en aquella época”.