Iniciar sesión

Iniciar sesión

IVEFA y ASECAM analizan conjuntamente el futuro de la empresa familiar.

11 Junio 2019 Noticias

MesaRedonda 11 06 2019

 

El Instituto Valenciano para el Estudio de la Empresa Familiar (IVEFA) ha organizado esta mañana, en colaboración con la Asociación de Empresarios de Camp de Morvedre (ASECAM) una mesa redonda bajo el título ‘Estrategia y futuro de la empresa familiar’. El encuentro ha tenido lugar en el Restaurante El Faro de Canet d’en Berenguer.

En esta jornada han participado el presidente de IVEFA, Francisco Vallejo, y la presidenta de ASECAM, Cristina Plumed. También han intervenido la secretaria autonómica de Economía Sostenible, Sectores Productivos y Comercio, Blanca Marín, la directora general de la Agencia Tributaria Valenciana, Sonia Díaz, y el responsable del Área Banca Empresa de Caixa Popular, Francisco Machado. Asimismo, la mesa redonda ha estado compuesta por Fernando Llano (Improven); Alfonso Zamorano (Grupo AZA); Mariola Milián (La Moderna); y Maite Marín (Colegios Internacionales Mas Camarena).

Durante la inauguración de la jornada, Cristina Plumed ha recordado que “el convenio con IVEFA lo firmamos en marzo de 2017 porque pensamos que es la asociación de referencia de empresas familiares y creemos que nos debemos de rodear de los mejores en cada ámbito y trabajar conjuntamente para poder crecer. Y es que las asociaciones no debemos de pensar que nos hacemos la competencia, sino que debemos colaborar para mejorar y atender las necesidades de nuestros asociados, incluso ir por delante de ellas”.

Por su parte, Francisco Vallejo ha señalado que “hoy hemos asistido a una jornada donde hemos aprendido de la experiencia de tres empresarios muy potentes, que nos han contado sus historias de éxito, pero también sus flaquezas”. En este sentido, Vallejo ha asegurado que “desde IVEFA buscamos ayudar a las empresas familiares a realizar sus tránsitos, tanto en parte familiar como en parte estratégica; de ahí la Importancia de la profesionalización y la digitalización”. También ha querido agradecer el respaldo de Caixa Popular, como partner principal.

En cuanto a Blanca Marín, ha hecho hincapié en que “las empresas familiares sustentan el 85% del empleo en la Comunidad Valenciana y somos conscientes de que la Comunidad Valenciana tiene grandes retos para ser competitivos en el entorno internacional. Tenemos que apostar por la innovación como fórmula para mejorar y aumentar el valor de nuestros productos y diferenciarnos”.

Por su parte, Sonia Díaz ha manifestado que “la Agencia Tributaria Valenciana permite al tributario a realizar sus obligaciones de manera correcta; para ese cumplimiento amable de los que se ajustan a sus obligaciones; pero también perseguiremos el fraude, por ser una actitud insolidaria”.

Desde Caixa Popular, ha intervenido Francisco Machado, quien ha remarcado que “uno de nuestros principales objetivos es colaborar estrechamente con el tejido empresarial de la Comunidad Valenciana y, concretamente, con la empresa familiar. Y jornadas como las de hoy nos permiten conocer de primera mano visiones de negocio y estrategias en materia empresarial”.

Por parte de Grupo Mas Camarena, Maite Marín ha destacado que “en nuestro caso somos empresa 100% familiar y somos un grupo educativo con más de 6.200 alumnos en Valencia. En el ADN de nuestros colegios está la innovación. Además, estamos en proceso de internacionalización, con la apertura de nuestra residencia de estudiantes”.

A continuación, Alfonso Zamorano ha remarcado que “en nuestra empresa, los Zamorano empujamos y ayudamos a nuestros directivos a que alcancen sus objetivos y todos los puestos los ocupan profesionales. En nuestro caso, la familia sí está en el Consejo de Administración y en todos los comités siempre tenemos representación de un miembro de la familia. Asimismo, en el Consejo de Familia hay miembros de la familia, pero también asesores externos, porque esta figura es fundamental”.

Para Mariola Milián “desde La Moderna, intentamos cada día crecer un poco más y llegar a ese nivel de excelencia que perseguimos día a día con nuestro trabajo. Los valores que nos han transmitido nuestros padres son fundamentales y, por encima de todo, apostamos por la calidad de nuestros productos y nuestros servicios”.

Por último, Fernando Llano ha remarcado la importancia de la captación y retención de talento “y este es uno de los principales retos a los que se enfrenta la empresa familiar”. “El crecimiento en una empresa familiar es una obligación y tienen que asumir sus retos sin perder la esencia, ya que el valor diferencial de la empresa familiar es la cercanía y la transmisión de valores”, ha finalizado.

 

Fuente: Nota de Prensa IVEFA

Otras Fuentes: El Económico   |   Levante 

 

 

La quiebra de las empresas familiares valencianas se ha triplicado con la crisis.

24 Enero 2017 Noticias

Las empresas familiares, que en la Comunitat suponen el 91% del tejido empresarial, han triplicado su tasa de mortalidad en el periodo de crisis, según reveló ayer el catedrático de Organización de Empresas de la Universitat de València, César Camisón, durante la presentación del libro monográfico 'El protocolo familiar: metodologías y recomendaciones para su desarrollo e implantación'.

La falta de acceso a la financiación -o en otras palabras, el cierre del grifo bancario- fue la causa principal de este incremento en la caída de compañías de carácter familiar, tal y como explican desde el Instituto Valenciano de la Empresa Familiar (Ivefa). Este factor se sumó al problema de la sucesión generacional, que supone el principal elemento de riesgo para este tipo de sociedades. En concreto, un 15% de las mercantiles sobreviven a la primera generación -la mitad que en Europa-; de ese porcentaje, un 25% sigue en pie con la segunda y, de ese remanente, un 35% pasan a la tercera generación.

Para combatir esta tasa de mortalidad, los autores del libro -Camisón y el socio director de Broseta Abogados en Valencia, Alejandro Ríos- recomendaron a las empresas que elaboren un protocolo familiar adecuado a su situación. Es decir, un plan donde estén consensuados los roles de cada socio y familiar, así como las líneas de actuación que se deben seguir según el escenario al que se enfrente la firma. «Las compañías que se acogen al protocolo triplican su tasa de supervivencia», afirmó el catedrático, quien añadió que solo el 8,9% de las mercantiles cuentan con esta guía básica, ya que el resto no la considera necesaria.

En este sentido, Camisón señaló que muchas veces se aplican protocolos preestablecidos que sirven «para bien poco», ya que deben no están hechos a medida de la empresa. El experto también advirtió que el tiempo medio de elaboración del protocolo es de seis meses y que la práctica no empieza a ser efectiva hasta los dos años.

Según destacaron ayer los expertos, en la Comunitat hay 132.000 sociedades mercantiles de esta naturaleza -sin contar a los autónomos ni a las microempresas-, lo que representa el 76 % del Valor Añadido Bruto y cerca del 85% del empleo. Para el director de la Cátedra de la Empresa Familiar de la Universitat de València, Alejandro Escribá-Esteve, la empresa familiar tiene el factor añadido de encontrar un equilibrio entre la competitividad y el bienestar y riqueza de la familia. En esta misma línea se pronunció el presidente de Ivefa, José Bernardo Noblejas, al indicar que no todos los familiares pueden estar en la empresa y menos los que no encuentran trabajo fuera de ella. Por su parte, el presidente del Grupo AZA, Alfonso Zamorano, consideró que el protocolo tiene que ser un guante a la medida y estar abierto a posibles modificaciones.

En cuanto a la supresión de bonificaciones que el Consell ha establecido para el impuesto de Sucesiones, los analistas reclamaron al unísono la necesidad de una armonización fiscal a nivel estatal para evitar una «competencia desequilibrada» entre autonomías. No obstante, matizaron que debía realizarse «con cuidado», ya que las comunidades se encargan de los gastos pero no tienen responsabilidad en la mayor parte de los ingresos, que los proporciona el Estado. «O hay corresponsabilidad en ambos frentes o hay desajustes», sentenció Camisón. Por último, preguntados sobre el caso de Lladró, los expertos apuntaron que se trata de una compañía que ha padecido todos los problemas propios de la empresa familiar.

 

Fuente: Las Provincias

Barómetro IVEFA: Los empresarios familiares son más optimistas con el medio plazo.

11 Mayo 2016 Noticias
  • 2 de cada 3 empresas familiares continua sin tener protocolo familiar
  • La gestión de conflictos y las estructuras de gobierno de la empresa familiar, las cuestiones que más les preocupan

 IVEFA Barometro

 

Las empresas familiares ven cerca la recuperación, pero no en el corto plazo. Según desvela el Barómetro de IVEFA para el 1º trimestre de 2016, realizado entre 200 empresas familiares valencianas por la firma Océanos Azules, el optimismo de los empresarios familiares mejora cuando se les pregunta sobre la situación de su empresa a un año vista. En ese caso, el 68% de ellos asegura que la situación será ‘mejor’ o ‘mucho mejor’.

Sin embargo, solo la mitad de los empresarios encuestados considera que la situación de su empresa será mejor o mucho mejor en seis meses. Si ese dato hace referencia a la evolución de su sector, la cifra es todavía más crítica: sólo el 20% de los encuestados considera que la situación de las empresas de su sector será ‘mejor’ o ‘mucho mejor’ dentro de seis meses. Es decir, los empresarios familiares no son del todo optimistas con la situación en el corte plazo.

Por otr lado, se consolida la tendencia de reducción en las dificultades de acceso a financiación, tanto de inversión como de circulante, reduciéndose al 7% las empresas que señalan “mucha dificultad” de acceso. Asimismo, la reducción de la presión fiscal se mantiene como la principal demanda para el 54% de las empresas encuestadas.

  

Sobre la gestión de la empresa familiar

Respecto a la problemática propia de la gestión de la empresa familiar, el 28% de las empresas encuestadas tiene previsto iniciar actividades en esta esfera en los próximos 6 meses. Este porcentaje es menor al identificado en el trimestre anterior.  Del mismo modo, 2 de cada 3 empresas familiares continúa sin tener protocolo familiar. Este dato se ha mantenido estable en todas las ediciones. Además, la gestión de conflictos y las estructuras de gobierno de la empresa familiar han sido señalados como los factores que más preocupan al 20% de las empresas encuestadas.

Por último, en la edición anterior se añadió una nueva cuestión referida a la existencia de herederos de la empresa familiar. El 10% de las empresas encuestadas reconoce no tener herederos potenciales. De este porcentaje, el 25% se muestra interesado en participar en un programa de continuidad empresarial dirigido a la búsqueda de sucesores.

Por último, se ha calculado el Índice de Expectativa Empresarial de la Empresa Familiar. Este indicador refleja la situación empresarial esperada por las empresas familiares a 6 y 12 meses vista. El índice mejora levemente la expectativa en ambos plazos respecto a la edición anterior pero se mantiene la tendencia a valorar más positivamente el medio plazo (12 meses) que el corto plazo (6 meses).

En definitiva, y como conclusión, se consolida el cambio de tendencia iniciado después del verano en el ejercicio anterior. Desde que la mayoría de aspectos alcanzaran el máximo de valoración optimista en julio de 2015 han ido descendiendo progresivamente y han aparecido, algunas valoraciones negativas extremas. Este sesgo negativo afecta en mayor o menor medida a todas las dimensiones exploradas.